Belief, viaje interior a la India

La exposición explora el viaje como forma de autoconocimiento y equipara lo sagrado como parte de lo profano.

Viajar a la India no es nunca un viaje convencional. Es un viaje interior. A través de estas imágenes propongo un viaje a numerosos paisajes interiores, instantes y personajes con y sin rostro que interpelan al espectador a la reflexión y la contemplación. Un viaje  lejos del esterotipo, desnudo de colores.  Un viaje al fin y al cabo.

Belief es un viaje sin mapas así como Shakti es una de las cinco formas primarias del ser supremo, una ficción mostrada en el teatro de lo real. Instantes donde la cámara tan solo actúa un transmisor entre lo sagrado y el ojo que observa. Fragmentos de la naturaleza ilusoria de los fenómenos. Un pasaje a la India desconocida.

Con fotografías tomadas en su gran mayoría con una mítica Leica M6 de carrete desde el 2006 al 2012, reivindico la fotografía tomada desde la intuición y la de-construcción del instante decisivo. 

Jack London entendió que el viaje no es un mero aprendizaje sobre el mundo exterior… sino un aprendizaje sobre el interior del mundo y sobre uno mismo, una oportunidad de aprender más sobre nuestra personalidad, para contactar con el alma. En estos tiempos donde podemos recorrer grandes distancias con facilidad, es cuando menos conectamos con esas realidades invisibles al ojo.

Puedes ver la exposición desde el 3 de Abril en la sala de B The Travel Brand de Barcelona.

Pasaje a la India desconocida

Deambular por Benarés es un viaje interior, una ciudad donde la vida y la muerte se dan la mano. La ciudad sagrada de los hindúes está bañada por el Ganges, el río sagrado donde se concentran las oraciones matutinas de los fieles, las coladas de ropa y las piras funerarias a pie de los gaths, gestionados frecuentemente por familias pertenecientes a la casta de los intocables.

 

 

No es difícil ver a pícaros, gurus, turistas, incrédulos y niños pidiendo rupies a primera hora de la mañana, cuando el sol despierta y refleja en las sagradas aguas las siluetas de las barcas que recorren el río de arriba abajo ante los viejos muros, testigos de un mundo que poco a poco desaparece. Cerca de allí, los mercaderes de especies y de telas de Kashmir abordan a parejas de extranjeros perdidos en la maraña de callejuelas teñidas de una rara pero envolvente luz azul.

Al llegar a cada nueva ciudad el viajero encuentra un pasado suyo que ya no sabía que tenía: la extrañeza de lo que no eres o no posees más te espera al paso en los lugares extraños y no poseídos. Las ciudades invisibles, Italo Calvino

Belief no contrapone lo mundano a lo sagrado ya que son lo mismo. ¡Todo es santo! ¡todos son santos! ¡Todos los lugares son santos! ¡Todo día está en la eternidad! ¡Todo hombre es un ángel! ¡El vago es tan santo como el serafín! ¡El demente es tan santo como tú mi alma eres santa!  Gritaba Allen Ginsberg en ‘Aullido’. Estas fotografías son recuerdos de un viaje. Cuando perdemos la memoria del instante, la fotografía se transforma en un nuevo escenario nunca antes existente.

Portfolio

(Visited 258 times, 1 visits today)